Blogia
un viaje a la nada

Iniciaciones y paganismos

Iniciaciones y paganismos Caminamos por la calle buscando nada. Peatonal de pueblo costero, cuatro o seis o diez veredas céntricas y el mundo que se ofrece en plenitud de artistas jóvenes o mezquindad compra-venta de ilusión.
Yo intentaba hacerlo cambiar de gorra y lo llevé a un sitio con variedad de modelos étnicos donde nada le gustó, por supuesto.
Él me arrastraba a la vidriera de los piercings recordándome aquel trato de “paso de año y me hago uno” mientras, a mi criterio, no hay ni habrá acuerdo si no aprueba antes de marzo la materia que debe: Civismo¡!
Y discutíamos puntos de vista con la naturalidad sabida del ejercicio monótono y cotidiano, hasta que ella, una chica de campera amarilla y logo en la espalda, nos sorprendió…
Mano extendida y una frase a la que no presté oído ni atención. Le devolví un gracias y descubrí un blíster plateado con tres preservativos en mi palma.

-Son para mí-sentenció el malcriado, robándolos
-¿Perdón???!- exclamé exagerando a propósito –Sos muy chiquitito para esto todavía…-
-¿Y para un piercing no?-

No estoy nunca segura de lo que voy a decirle, hasta que lo digo. He improvisado discursos casi 14 años y los resultados suelen ser sorprendentes. Cuando: sorprendente, no significa óptimo ni bueno ni decente. Pero… la teoría antropológica y las historias tribales, tienen la ventaja de un atractivo misterioso.

-Primero: es el ritual de la pubertad. Segundo: el cambio de rol en el grupo. Tercero: la iniciación sexual-

Él escucha. Ya no tanto ni con la misma atención de cuando era un crío ávido de leyendas y mitos extraños. Pero al menos, escucha y supongo que… si no para hacer caso a nada… sí para “ampliar su horizonte” de conocimientos inútiles. Y hasta ahora, le había gustado bastante la idea del pasaje de edad y etapas, el cambio de atuendos rituales, el bautismo pertinente, la aceptación del clan de la nueva personalidad y las pruebas consiguientes para ser “parte de” un grupo determinado.

Porque…. ¿acaso no es lo que todos hacemos e hicimos al dejar de ser niños?...
Intrínsecas cuestiones de nuestra humanidad más remota o aquello de la: memoria colectiva, cromosomas, genes, imprinting, aprendizajes, pulsiones, cultura, y no se me ocurre qué más….

-Bueno… Se vencen en el 2008. Tengo tiempo para pasar al nivel 3. Así que… son míos-

Da igual. Estarán en el botiquín del baño hasta que sea. Por ahora, la vida se parece a un juego de computadora. Hacer proezas, almacenar energías y ascender estadios.
No hubo clases teóricas sobre sexualidad ni profilaxis esa noche. Ya las tuvimos varias veces desde que descubrió aquella tarde y hace muuuuucho, un “forro” en el arenero de la plaza. Por ahora, me basta con que sepa que existe protección, cómo usarla y para qué. Porque de los tiempos, no hay mucho que argumentar.

La escalera tribal se sube de a varios saltos a veces. De a escalones salteados. Marcha atrás. En orden meticuloso. O no se sube. Pero eso no voy a contárselo ni como cuento siquiera, porque es algo que le cabe descubrir…. con golpes, ensayos y experiencia…. sólo y personalmente: a él.

mhieL

Escrito en Bitácora de Viaje- Frente al mar

Más Instalaciones y Obras de Leon Ferrari: aquí
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

rojA -

ya te dije antes que de madrugada escribes como desaforado?

GRACIAS poeta non animoso!

un abrazo

non animoso -

-sabías que...
llegué demasiado tarde a la redonda aquiescencia de los círculos concéntricos en el jardín de Siracusa
-todavía me dura el desvelo y...
Arquímedes me enseñó a esperar pacientemente el resuello de los bárbaros
-me pregunto de a ratos
dónde, en qué caja, bastión o armario, desidia de a ratos la dignidad escaldada
-dónde estaba
dónde, escarceos del tiempo cariharto, escondido como orina desalada en la vejiga del buey más manso
-qué hacía yo en tus brazos
aprendía a desjugar jugos y juegos en la huida de hacia nosotros
-ese día noche madrugada...
semilla del alba, ay, las valvas...

-ya no sé
amor pero
-dónde estás
y me corroe recordar el profético Love is in the place of the ass
y dónde estaba...
tan sucioardiente, puafgorromino
ascuas y aspas
para
-de la cruz del sur
oleaginosa
pataclás,
...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres