Blogia
un viaje a la nada

“Pintem Junts”

“Pintem Junts”

Ultimatum est La calle espera. O cuando las sirenas tienen voces de
colores.

Muralistas del Mundo “Pintem Junts” . Todo parece indicar que sólo hace
falta tener voluntad, convocatoria, fuerzas de sirena y mucha
integridad emocional para resucitar las rebeldías contra los desánimos y las
derrotas. “Un poco de gracia y otra cosita”. Ni Diego Rivera, ni Siqueiros
ni Orozco, hubiera imaginado un muro como este... el “Muro de la
Resistencia”. Se puede pintar con emociones, con solidaridad y con palabras.
Desde lejos y desde cerca. Y todo es “no dinero”.

Andan diciendo que será una gran tela con textos recibidos desde todas
las galaxias, que tendrá lenguajes muy próximos a los corazones.
Algunos vecinos dicen que jamás se vio cosa semejante. Traen entre ceja y
ceja la “intención de baile”; y de que “TODO ES POSIBLE, cuidadoso, común
y simple. La trama es una poética surrealista compartida. Es la
cabriola del viento, el de abajo: canta LA RESISTENCIA”. Dicen que están
exaltadas las esperas y las esperanzas.

Uno no puede no contagiarse. Y, a menos que se esté a unos pasos del
infierno, conviene concentrar todas las miradas, los nervios y el humor
en santificar estas fiestas. La fiestas nuevas, las que nos tocan, las
que nos endeudan, las que nos reclaman. Por conveniencia propia de
todos. Cualquier indiferencia es perniciosa. Estas fiestas son una diálisis
de luz que entra a juguetear por todos los rincones de nuestras
historias particulars y sociales. Dan la vuelta al mundo, mojan la oreja de
los más incrédulos, de los que se las saben todas, de los trotamundos de
su yo, de los desarraigados del nosotros, de los sepultureros del
mañana... Ya hay pruebas irrefutables.

Muralistas del Mundo, o sea todos, “Pintems Junts”, como quien le pinta
a la historia un tatuaje terrestre enorme sobre las cordilleras del
arco iris. Como quien pinta sus necesidades más urgentes y las pone en
bocas de todos, com quien pinta sus ofrendas y sus consignas en una carta
personal que miran todos... que todos se llevarán en el bolsillo
izquierdo de sus corazones. “Pintem Junts” como quien quiere la cosa
distinta, como quien quiere la cosa justa, libre, feliz... sin patrones, sin
dueños, sin sus reglas. Como quien quiere de verdad otra cosa.

Este “Mur” promete cosas que sólo podrá cumplir al arribo de los
textos, los colores, las formas, las manos, los ojos... promete cosas
renovadas que ya datan de muchos años y que vuelven y vuelven, pero nuevas, a
tomar lugar en las paredes de los ojos, de los cerebros, de las
convicciones. Como cuando los muros tomaban la palabra.

Este “Mur” para que “Pintems Junts” se aparece por las noches y se las
apropia. No hace muchas horas pasó como ráfaga de futuro frente a los
murales mexicanos que pintan las bandas en los barrios, pasó por
Tlaltelolco y pidió pintura fresca; se fue luego como de rayo a la Argentina y
le guiñó un ojo a Darío Santillán y Maxi Costequí, que andan pintando
muros y puentes por todo el mundo. Pasó pos Bolivia que a estas horas
incuba futuros urgentes, pasó por Chile, que no ese que ponen en la
prensa, pasó por Ecuador que canta muy bien las notas del cambio y pasó por
Brasil que anda con ganas de ajustar cuentas, ajustarse la osamenta y
echar palante. Pasó Venezuela y se echó un trago de caribe indómito,
pasó por cuba y puso a lomos un son y una canciones preñaditas de mañanas
bien frescos y promisorios. Total que va y viene este “Mur”. Anda y
anda... como el barco sin timonel. O con un timonel de todos, que no suena
mal. “Una negra va el pa popa y va en la proa un español
”... Este “Mur” parece que pinta bien. “Pintem Junts”, pues, el 17 de
diciembre.


Ver Índice del Pintem


Los Textos del Mur

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

M.Zabaleta -

Salut!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres