Blogia
un viaje a la nada

niebla y fuego

niebla y fuego Desde el aro de fuego donde sueño,
pocas veces desmorono a mis fantasmas.

Me gusta acunarlos y mantenerlos calientes,
secos, aireados, frescos…
para cuando la noche sin aviso
se me prende al cuello, lujuriosa y sedienta.

Pero a veces, como ahora
que me he devuelto a mí misma
el derecho a los descuidos…
me olvido de cambiarles el agua
y huele rancio el rincón de sus ronquidos.

Algunos reclaman abandono y otros
se sienten finalmente queridos, por ese afán
de llover la libertad como si fuera un don o más…
acaso, que el aire mismo de un respiro.

Y soy puertas abiertas de par en par
o tímidamente entornadas,
por donde salen y vuelven cada vez que algún dolor
les llama.

Ya no los cuento de a impares
cuando el amanecer avanza.

Ya no los beso de a uno
cuando el deseo amenaza
y no sé si nombre a nombre les aquietan mis palabras…

Porque en la niebla del tiempo, como ahora…
sólo soy uno más
de mis fantasmas
…

rojA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

mhieL -

"Açò diu que era una casa en foc"

soy tantas veces esa casa, que aprendo a respirar cenizas
y el aire
se retuerce... de dolor.

Gracias poeta

Anónimo -

A veces ni la sombra de angie, aquella canción de ruptura en el Barrio Húmedo de León, mientras Ella acababa de tomar el último cacabelos conmigo...

L'HORA EXACTA

Ens ho contava l´Albinas Bernotas:
Açò diu que era una casa en foc.
Ho havien tret tot a temps enfora,
I allò que s´estimaven era sa i estalvi,
malgrat la nit tancada,
quan el rellotge de cucut oblidat a la cambra
de les andròmines
picà les dotze entre flames.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres