Blogia
un viaje a la nada

" jalogüen "

" jalogüen " Antes de que el consumismo invadiera las mentes en forma “globalizada”… anoche hubiese sido una noche más, probablemente recordada únicamente por devotos o algún santoral.

-Ayer fue “jalogüen”, seño…¿vos festejaste?- me preguntaron algunos chicos al entrar a clase.
-Sí… hice unas rondas en mi escoba antes de medianoche- les contesté con tanta seriedad que casi pudieron creerme.

Fue inevitable la curiosidad y aprovechamos el rato del desayuno para desenredar la terrible ensalada de películas y publicidades que les zumba en la cabecita… Improvisé un ensayo y les hablé de una fiesta de hace miles de años, de cosechas fértiles y de deseos mágicos. Y seguramente mi versión histórico-mitológica no competirá jamás con las taquilleras recaudaciones hollywoodenses, pero sirvió para plantear un extenso abanico de temas… (desde la aculturación hasta las dominantes estrategias de marketing…!!!)

Todos tuvieron algo que decir. Se les ocurrió vestirse con la piel de un personaje horroroso y escribir alguna anécdota. Se formó todo un zoológico de criaturas imprevistas y de pronto, 16 chicos felices, hacían la tarea de Lengua con tanta soltura como quien canta su canción favorita entre el jabón de la ducha.

-Faltás vos, Mhel- dijo un mimoso cuando ya el resto había leído… _¿Quién serías…?- Y me salvó el ring (bahhh… la campana, porque el timbre hace meses que dejó de funcionar )

¿quién…?
Sé exactamente quién, desde hace mucho, mucho, pero muchísimo tiempo y si se me permite la duda, hasta creo que todavía espero la sombra de ese arco, que se abrió para dejarme salida y busco… desesperadamente volver a él…
***

Las mouras eran divinidades o genios femeninos de la naturaleza . Eran también quienes custodiaban las riquezas del centro de la Tierra

A veces en forma de culebra animan a los caminantes a que la desencanten. Adoptan, cuando quieren seducir a un joven, el aspecto de bellas doncellas, que se peinan los cabellos con peines de oro, o que hilan, o que tejen paños con hilos dorados, pero sus historias de amor con los humanos siempre tienen un final imposible y desgraciado

Se decía antiguamente, que en las galerías más profundas se oían los cánticos de las mouras, que enloquecían a los hombres que los oían.

La leyenda más popular es una que narra la existencia de una galería oculta, donde están guardados los más bellos tesoros. Esa galería de la mina, se abre gracias a un encantamiento durante una noche de Luna Llena, a la medianoche en punto.

Para que eso suceda es necesario cumplir un ritual. Un cierto número de personas deberán pasar la noche en el bosque sentados sobre un pentagrama que habrán dibujado en la tierra. A la medianoche, aparecerá una Moura que les conducirá hasta la entrada de la mina. El grupo entrará, e irá recorriendo un camino plagado de peligros. Si logran superar todas las pruebas, conquistarán el tesoro.

Cuentan los ancianos que algunos lo intentaron, en cada generación aparece un grupo de valientes que procuran conseguir el objetivo. Lo que parece es que nunca tuvieron el coraje necesario para llegar hasta el final.

El tesoro todavía sigue allí.

Portal o no portal, año viejo o año nuevo...Demasiadas coincidencias… y nada nuevo que decir.

moura roxa
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

mhieL -

recomiendo escuchar el tema "A moura" del gaitero Carlos Nuñez, por favor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres