Blogia
un viaje a la nada

disculpas...

disculpas... Hoy no puedo ayudarte a remontar el cielo.
Estoy temblando. Mis alas mojadas de un otoño incierto.
Tengo frío y miedo. Me siento un hilo de seda en la tormenta
y no soy más que éste cuerpo rojo… de mujer.

Lo lamento, pero…

hoy no me alcanza quererte
no me colma escribirte
no me basta que me ames

y no me cabe en palabras otra excusa
para desnudarme
de mi debilidad.

Quiero más
quiero tu fuerza
quiero tu sombra

necesito
tus ojos en mi boca
mis poros en tus dientes
tus dedos en mis lágrimas

hoy no me nutre la espera
no me ilusiona soñarte
no me sacia que me nombres.

Quiero más
quiero tu hambre
quiero tu piel

necesito
tus manos en mi tierra
mi gemir en tu resuello
tus gotas en mis labios

y no me cabe en palabras otra excusa
para despojarme
de mi debilidad

hoy no me cuida la noche
no me alienta el desvelo
no me alegra que me extrañes.

Quiero más
quiero tu aire
quiero tu rabia

necesito
tus ríos de deshielo
desbordarse en lo profundo
de mí…
salinidad

…

mhieL silvestre
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

rojinegra -

Decime mhiel:
Roja no sos vos?? qurlaberinto de cabezas locas, las nuestras.Besos.

rojA -

que la pluja no esborre
el cercle de sal...

es la casa de eva
un naufragio
la luna

y resabio siempre, del amar

Gracias company.

Marta -

que pena, no se entiende aunque me suena muy hermoso

moonlight -

La otra carne de mi carne me llama al desafuero, al no-espacio, al desluz, por ello, paradigma, allá del árbol, la poma, la sierpe y el ángel caído:

EVA

Ara, si vols, atura’t una estona,
dama dels llargs exilis.
Pensa que finalment ets al jardí de roses.
Deixa ja d’evocar la lluita de la serp
a la cerca de la nostra fosca nissaga.
I, en tot cas, banya’t en la dolça desídia
dels naips orbs en escart,
abans que la pluja no esborre
tots els senyals
de la carn que una vegada fou jove,
abans que el foc no recreme el recer
de les teues natges,
i eleve la flama els fluids
que nodriren les roses ombriues
enmig de la humil gespa despullada,
on el mos del llavi i l’os del penediment
jauen en desmemòria,
i sobreviuen davall de la pell en muda
que adorm el teu llinatge,
l’eterna son dels noms secrets.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres